Artritis

Con poderosas infusiones para la artritis controlarás esa dolorosa inflamación en tus articulaciones, y obtendrás las vitaminas y nutrientes para disminuir las posibilidades de sufrir de artritis

¿Qué es la Artritis?

La artritis es una enfermedad degenerativa que consiste en la inflamación y/o degradación de las articulaciones, es decir, el espacio donde dos huesos se encuentran.

El cartílago de la articulación se desgasta, por lo que los huesos pueden llegar a dañarse y rozar entre sí, lo que causa tanto inflamación como dolor.

Al decir enfermedad degenerativa, nos referimos a que es una condición que va empeorando con el paso del tiempo.

Sus efectos se hacen cada vez más presentes y entorpecen la vida diaria al restringir nuestro rango de movimiento.

El Té para la Artritis

Si te preguntas cómo te ayudarán las infusiones para la artritis, muchos de ellos tienen una cualidad desinflamatoria que es excelente.

El dolor articular disminuirá o desaparecerá gracias a los efectos de unas infusiones para la artritis bien administradas.

Una gran cantidad de infusiones para la artritis han probado, según estudios, disminuir las posibilidades de padecer esta enfermedad

También abastecen nuestro cuerpo de calcio y vitaminas D, que son geniales para mantener fuertes los huesos, articulaciones y ligamentos.

Factores de Riesgo

factores de riesgo de la artritis

Existe una cantidad de factores que determina qué tan probable pueda llegar a ser sufrir de artritis.

Si tomamos todos estos factores uno a uno a intentamos eliminarlos, será mucho menos probable que suframos de esta enfermedad, y en el caso de sufrirla, su avance será más lento.

Entre estos factores que incrementan las posibilidades de sufrir de artritis, tenemos:

  • Ser propenso a padecerla por herencia familiar
  • Sobrepeso: Mientras más peso deban soportar las articulaciones, más desgaste habrá.
  • Lesiones como fracturas en las articulaciones, y también lesiones en los ligamentos.
  • Trabajos que requieran pasar largos períodos del día agachados (Catcher de beisbol, por ejemplo)
  • Practica de deportes de alto impacto, como el basketbol, carrera de obstáculos o incluso paracaidismo.
  • Las mujeres tienen un mayor riesgo de padecerla que los hombres, en especial luego de pasar por la menopausia.

Así que lo que podemos hacer es mantener una vida saludable con una alimentación balanceada y hacer deportes, en especial entrenamientos de fuerza.

También será muy útil el asegurarnos de dominar perfectamente la técnica de caída al hacer saltos, para transferir correctamente las fuerzas a las que se somete el cuerpo.

Para adentrarte en el mundo de la vida saludable, con información gratuita sobre entrenamientos, nutrición y más, visita entrenate.fit.

Diagnosticar la Artritis

El diagnóstico de esta enfermedad debe realizarlo un médico.

La examinación consistirá en:

  • Observación directa de las articulaciones
  • Buscar inflamaciones
  • Verificación del rango de movimiento articular
  • Análisis de orina y sangre
  • Y en algunos casos se requerirá de radiografías o resonancias magnéticas.

Prevenir la Artritis

cómo prevenir la artritis

Mantén un peso y composición corporal adecuados, con un índice de grasa menor al 25% en hombres, y menor al 35% en mujeres.

Además de disminuir el desgaste en las articulaciones, también mejorará tu salud cardio y cerebrovascular, disminuirá el riesgo de enfermedades metabólicas como la diabetes y el cáncer, mejor calidad de sueño y más.

Evita realizar movimientos potencialmente lesivos de forma repetitiva, por ejemplo, los famosos press militar tras la cabeza y jalones al pecho tras la cabeza en los gimnasios.

Asegúrate de tener la suficiente vitamina D y calcio en tu cuerpo. Para esto lo mejor es que acudas a un nutricionista.

Una fuente excelente de calcio y vitamina D son las infusiones para la artritis que puedes conseguir acá mismo.

Fortalece los músculos con entrenamientos de fuerza. Mientras más carga sean capaces de quitarle tus músculos a las articulaciones, menos será el desgaste de las mismas.

Y disminuye, o si es posible elimina, el cigarrillo. Solo con este cambio, reducirás las posibilidades de sufrir tanto artritis como osteoporosis.