Antibiótico

Al beber un té antibiótico natural, le estarás dando a tu cuerpo las herramientas para poder eliminar microorganismos que podrían atentar contra tu salud causando infecciones, tales como bacterias o microbios.

Qué es un Antibiótico

té antibiótico

Los antibióticos son compuestos químicos que pueden ser creados tanto naturalmente como de forma sintética, y tienen como propósito la eliminación de microorganismos que puedan hacernos enfermar, en especial microbios y bacterias.

Qué hace un Té Antibiótico

Un té antibiótico tiene la capacidad de prevenir infecciones y eliminar algunos tipos de bacterias y microbios, pero no todos ellos, por lo que no es sustituto para un tratamiento médico adecuado.

En algunos casos el efecto antibiótico del ingrediente en la receta también surte su efecto al ser utilizado externamente, como en una herida, por ejemplo, para prevenir infecciones. En cada receta estarán especificados sus modos de uso.

Cuándo Tomar un Antibiótico

Un antibiótico debe ser tomado cuando hay una infección causada por bacterias, generalmente, pero existe una gran variedad de antibióticos, ya que como es de esperarse, no todos los microorganismos que nos afectan son iguales, cada uno de ellos tendrá sus propios mecanismos de defensa, distintas formas de multiplicarse y distintas debilidades.

Por ello es necesario que los medicamentos antibióticos sean recetados por un médico, si no, podríamos estar tomando un antibiótico que no funciona contra la infección específica que tenemos. Eso es terrible, puesto que no solo estaremos ganando resistencia a los efectos del antibiótico, sino que además la infección seguirá ganando terreno y haciéndose más potente y peligrosa.

Cuándo NO Funcionan los Antibióticos

Un error común es tomar antibióticos ante la presencia de cualquier tos o resfriado, y resulta que los antibióticos no son apropiados para esos casos. Tanto resfriados o gripes, como tos y bronquitis no deben ser tratadas de esta forma. Los antibióticos no funcionan contra los virus.

Ahora, ten en cuenta que, si un té antibiótico tiene también entre sus propiedades que es efectivo contra la gripe o la tos, casualmente, entonces te ayudará contra ello, pero no gracias al efecto antibiótico, sino a las demás sustancias y propiedades que contenga y que sean efectivas contra esa afección específica.

Cuánto Tiempo Tomar un Antibiótico

Cuando hablamos de medicamentos antibióticos, de fármacos, estos deben ser suministrados por un médico, junto a su respectivo tratamiento, y este debe ser seguido a cabalidad. Puesto que, aunque ya te sientas mejor luego de días de tratamiento, puede que aún sobrevivan algunos de los microorganismos que te hicieron enfermar, y al dejar de tomar el medicamento, estos volverán a reproducirse y puedes volver a enfermar.

Por Qué no Abusar de los Antibióticos

Cuando consumes antibióticos de forma inadecuada, el cuerpo va haciéndose más y más resistente a ellos. Así, cuando llegue el momento en que de verdad necesites ese efecto antibiótico para defenderte de una infección bacteriana, su efecto será mucho menor, su efectividad se verá mermada por la resistencia que tu cuerpo ya ha construído, por lo tanto te costará mucho más luchar contra esa infección.

Distinción Entre un Té y una Infusión

Debemos recordar que el té es un tipo de infusión que se hace con una hierba en específico, mientras que la infusión es la preparación de la bebida con un, o múltiples ingredientes, entre los cuales puede encontrarse el mismo del té.

Sin embargo, como el propósito en Infusiones Pro es facilitar la comunicación con el público y hacer la información más fácil de encontrar y de asimilar, no haremos distinción entre el término «Infusión» y «Té», tratandolos como sinónimos. Que son términos que de hecho, en algunas partes del mundo son tratados como tal.


Advertencia

Desde InfusionesPro.info, te recordamos que una medicina casera nunca es un sustituto perfecto para la seguridad y cuidado que puede proporcionarte un profesional. No pasa nada si te das una mano utilizando infusiones, pero no por eso dejes de visitar a un profesional de la salud. El dinero y tiempo que puedas ahorrar inicialmente, luego te pueden costar muy caro.