Adelgazar

Hay una amplia variedad de té para adelgazar que puedes preparar para ayudarte en el proceso de perder peso, ya sea mediante el aumento de la sensibilidad a la insulina, la aceleración del metabolismo, la reducción del apetito, la facilitación de la eliminación de líquidos retenidos u otros mecanismos.

¿Cómo Funciona la Pérdida de Peso?

té para adelgazar

Las infusiones y distintos tipos de té para adelgazar son una herramienta que harán tu camino más fácil hacia esa meta, pero no existe infusión, té, vegetal, comida o dieta en el planeta, que pueda hacerte perder peso si no tienes un balance calórico adecuado en tu dieta.

Cuando comemos, solo existen tener tres tipos de dieta que podemos tener:

  • Normocalórica: La cantidad de calorías que comemos en todo el día es igual a las calorías que se gastan en total. No ganamos peso ni lo perdemos, quedando igual.
  • Hipercalórica: Las calorías que consumimos son más de las que gastamos en todo el día. Cuando tu dieta es hipercalórica, el cuerpo entra en estado anabólico, favoreciendo la síntesis proteica. Este es el tipo de alimentación que necesitas para ganar peso, tanto de buena manera (Ganar músculo), como de la forma mala (Ganar grasa).
  • Hipocalórica: Las calorías consumidas son más bajas que las que gastas. Tu cuerpo, estando en un estado catabólico, comienza a utilizar las grasas como fuente de energía, al percibir que están entrando pocos recursos. En este estado pierdes tanto grasa, como músculo.

Para perder grasa necesitas una dieta hipocalórica. El té para adelgazar va a ayudarte en ese camino, pero todo depende de las calorías que consumas y si son más altas o más bajas que las que estás gastando.

Si el té para adelgazar que tomas tiene efectos diuréticos, comenzarás a bajar de peso más rápidamente, pero no porque pierdas grasa, que es lo que debe ser tu meta, sino porque estarás eliminando líquidos retenidos. Con esto te desinflamarás y perderás algunos kilos.

Cómo Debe Ser tu Alimentación

No es totalmente necesario que te dediques a contar las calorías que comes, aunque sí es de gran ayuda hacerlo y acelerará tu pérdida de peso. Lo ideal es que intentes no perder más de 2 kilogramos al mes, para reducir la flacidez que puede surgir luego. Lo recomendado es que las calorías que consumes estén entre las 150 y las 300 KCAL por debajo de las calorías que gastas en todo el día, o como máximo, que la diferencia no sea mayor a 500 KCAL.

Si te interesa saber más al respecto, puedes leer esta guía detallada para que aprendas a estimar lo que necesitas comer y cómo comerlo

Si no quieres contar las calorías, solo es necesario que te centres en mantener una alimentación sana, reduciendo la cantidad de azúcar que consumes, necesitas agregar ensaladas y vegetales a tu dieta, asegurarte de que tu dieta es alta en proteínas, reducir las grasas saturadas y transaturadas y finalmente, manteniéndote bien hidratado bebiendo agua.

En ambos casos te beneficiarás de cualquier tipo de té para adelgazar que encuentres en Infusiones Pro. Y recuerda que no importa el tipo de té para adelgazar que tomes, o en qué cantidad lo hagas, no funcionará sin una dieta hipocalórica.

¿Debes Hacer Ejercicio?

Aunque no es necesario que hagas ejercicio, es muy recomendado tanto para bajar de peso como para mejorar tu salud. Cuando ejercitas, la tasa calórica de tu cuerpo aumenta, permitiendo que sea más fácil lograr ese déficit calórico que necesitas.

Si te enfocas en los entrenamientos de fuerza, lograrás aumentar la cantidad de masa muscular en tu cuerpo, y de esa forma acelerar tu metabolismo.

Los ejercicios más recomendados son los multiarticulares, que también son llamados como ejercicios compuestos. Estos son aquellos que trabajan varios grupos musculares a la vez. Los principales ejercicios multiarticulares son el Press Militar, Press Banca, Sentadillas, Peso Muerto, Remo, Fondos y Dominadas. Puedes ver más detalles sobre cómo ejecutarlos en un artículo especial sobre la pérdida de peso.

Por Qué Adelgazar

Son muchas las razones para evitar la obesidad, y ninguna de las más importantes, de hecho, ninguna de las que nombraremos acá, es estética.

El sobrepeso y la obesidad desestabilizan los valores regulares de tensión arterial, colesterol y triglicéridos en el cuerpo. La glucosa en la sangre también aumenta en gran medida, a la vez que aumenta la resistencia a la insulina, lo que aumenta en gran medida el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

El peso extra lastima las articulaciones, lo que te hace sufrir de dolores frecuentes, en especial de las rodillas, y estos se acrecientan al envejecer.

Otro problema es el envejecimiento, cuando nos acercamos a la edad avanzada, específicamente de los 40 años en adelante, comenzamos a perder densidad ósea y masa muscular. Lo que añade problemas de salud extra a todo el cóctel de dificultades que vienen ligadas a la obesidad.

Distinción Entre un Té y una Infusión

Debemos recordar que el té es un tipo de infusión que se hace con una hierba en específico, mientras que la infusión es la preparación de la bebida con un, o múltiples ingredientes, entre los cuales puede encontrarse el mismo del té.

Sin embargo, como el propósito en Infusiones Pro es facilitar la comunicación con el público y hacer la información más fácil de encontrar y de asimilar, no haremos distinción entre el término «Infusión» y «Té», tratandolos como sinónimos. Que son términos que de hecho, en algunas partes del mundo son tratados como tal.


Advertencia

Desde InfusionesPro.info, te recordamos que una medicina casera nunca es un sustituto perfecto para la seguridad y cuidado que puede proporcionarte un profesional. No pasa nada si te das una mano utilizando infusiones, pero no por eso dejes de visitar a un profesional de la salud. El dinero y tiempo que puedas ahorrar inicialmente, luego te pueden costar muy caro.